Menú principal

OMS avala vacuna de AstraZeneca

Las sustancias elaboradas en Gran Bretaña se encuentran dentro del mecanismo Covax

GINEBRA.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó el aval de uso de emergencia a la vacuna contra coronavirus de Astrazeneca.

“La OMS registró hoy (ayer) dos versiones de la vacuna AstraZeneca/Oxford para uso de emergencia, dando la luz verde para que estas vacunas sean distribuidas globalmente a través de la iniciativa Covax”, anunció la agencia de salud en un comunicado.

Este procedimiento, al que puede recurrir la OMS en caso de emergencia sanitaria, ayuda a los países que no tienen los medios para determinar por sí mismos la eficacia y la seguridad de un medicamento, a fin de tener un acceso más rápido.

La mayor parte de las vacunas que se incorporaron en la iniciativa Covax, de la OMS, son de la farmacéutica AstraZeneca.

Las vacunas son producidas por AstraZeneca-SKBio en Corea del Sur y el Serum Institute de India.

“Aunque ambas compañías están produciendo la misma vacuna debido a que se fabrican en diferentes plantas de producción, requerían revisiones y aprobaciones separadas”, explicó el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La decisión de la OMS permite a los países acelerar sus procesos de aprobación para importar y administrar sus dosis.

“Los países que hasta la fecha no tienen acceso a las vacunas finalmente podrán comenzar a inmunizar a sus trabajadores de salud y a las poblaciones en riesgo, contribuyendo al objetivo del Centro Covax de distribución equitativa de vacunas”, añadió la doctora Mariângela Simão, directora general adjunta para el Acceso a Medicinas y Vacunas de la agencia de la ONU.

La vacuna elaborada por AstraZeneca es la segunda que tiene la aprobación de uso de emergencia, la primera fue Pfizer-Biotech.

La empresa Moderna solicitó a la OMS este aval.

La vacuna de AstraZeneca ya ha sido autorizada en más de 50 países, incluidos Gran Bretaña, India, Argentina y México.

Es más barata y requiere un almacenamiento a temperatura regular, por lo que su distribución y traslado es más sencillo.

Se requiere la aplicación de dos dosis por persona.

 

“Ahora tenemos todas las piezas en su lugar para la rápida distribución de vacunas, pero todavía necesitamos aumentar la producción, y seguimos pidiendo a los desarrolladores de vacunas que nos envíen los expedientes para su revisión al mismo tiempo que los envían a los reguladores de los países de ingresos altos”, solicitó Tedros.

 






comentarios cerrados