Menú principal

Morosidad en tarjetas llega a 5.2%: Banxico

Las tarjetas de crédito reportan una morosidad de 5.2% en 2019

A pesar del estancamiento económico que se vivió en 2019 durante el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la morosidad en tarjetas de crédito a junio de 2019 se ubicó en un promedio de 5.2%, nivel que se mantiene de manera constante desde noviembre de 2017, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

En su reporte Indicadores Básicos de Tarjetas de Crédito, el banco central señaló que el índice de morosidad se encuentra en un rango de entre 5 y 6% desde hace más de dos años.

Destacó que el saldo total de las tarjetas de crédito se elevó 1.5% de junio de 2018 a junio de 2019, en donde estos productos representaron el 38.6% de la cartera total de crédito al consumo.

No obstante, el nivel de morosidad en plásticos estuvo por debajo de los créditos personales, que ascendió a 6.2%. En tanto que el índice de morosidad ajustado (IMORA), que considera las quitas y castigos que realizan las instituciones, como la cancelación de un crédito cuando existe evidencia suficiente de que éste no será recuperado, fue el más alto dentro del consumo, al llegar a 15.8%.

Cabe señalar que desde junio de 2016, el índice de morosidad se encuentra en un rango de entre 5 y 6%, mientras que el IMORA se ubica entre 15 y 16% desde junio de 2017.

Al cierre del año, los directores generales de los principales bancos que operan en el país, descartaron riesgos por morosidad, e incluso señalaron que el nivel de mora de los créditos al consumo se mantenía entre los más bajos de los últimos años, esto a pesar de que durante 2019 la economía nacional reportó un estancamiento en tres trimestres consecutivos, lo que llevó a una recesión técnica.

Según cifras preliminares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Producto Interno Bruto (PIB) del país al cierre del año pasado cayó -0.1%, y las expectativas para 2020 no rebasan el 1.0% de crecimiento económico.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), antes de contratar una tarjeta de crédito se deben comparar las ofertas existentes en el mercado.

Incluso, para evitar un sobreendeudamiento o mal uso de tarjetas se deben tener en cuenta los ingresos personales, así como también las fechas de corte y pago correspondiente. En ese contexto, lo ideal es pagar la deuda completa o al menos el doble del mínimo.

De igual forma, es recomendable tener cuidado con los meses sin intereses, puesto que muchos pagos pequeños se pueden volver un pago grande a mediano plazo. Además, el uso de una tarjeta de crédito debe ser, preferentemente, para adquirir bienes duraderos; no para pagar la despensa o como dinero adicional.

Adicionalmente, no se debe utilizar para retirar efectivo en cajeros automáticos, debido a que es un financiamiento caro por la comisión e interés que cobran. A su vez, es fundamental revisar los estados de cuenta y conservar los comprobantes necesarios.
“Recuerda que puedes cancelar tu tarjeta de crédito cuando así lo desees, siempre y cuando liquides todo tu adeudo”, subrayó el organismo.






Deja un comentario