Menú principal

Miles marchan en Londres en protesta por la visita de Trump

Un globo gigante que muestra una versión caricaturizada de Donald Trump como un bebé voló sobre decenas de miles de personas en Londres, que marcharon este viernes en protesta por la visita del mandatario estadounidense al Reino Unido.

El globo de un niño en pañales, con un mechón de pelo y un teléfono celular en la mano, presidió las manifestaciones de protesta contra las posiciones de Trump sobre inmigración, raza, la mujer y el cambio climático, entre otros temas.

Presentar a Trump como un bebé es la mejor manera de atacar su ego frágil y nuestra motivación principal es ridiculizarlo”, dijo Matthew Bonner, uno de los organizadores.

La indignación moral que provocan su conducta y políticas no parece afectarlo. No se puede razonar con él, pero se puede ridiculizarlo”, agregó.

La cólera generada por la visita ya ha tenido consecuencias. Una semana después de la juramentación de Trump, la primera ministra Theresa May lo invitó a una visita de Estado, una ceremonia que suele incluir carruajes deslumbrantes y una cena presidida por la reina. Al final eso se convirtió en una “visita de trabajo” de dos días, con mucha menos pompa entre temores por la seguridad y las grandes manifestaciones en Londres.

Los organizadores dijeron que planearon manifestaciones en medio centenar de ciudades de todo el país.

Con carteles que llevaban leyendas como “Dump Trump” (Desháganse de Trump), multitudes alegres partieron desde Portland Place hacia Oxford Circus en el centro de Londres.

Se organizó una marcha a favor de Trump partiendo desde la embajada estadounidense en la margen sur del río Támesis hacia la residencia de los primeros ministros en Downing Street el sábado.

En una entrevista con el diario ‘The Sun’, Trump dijo que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, no era “hospitalario” con el gobierno de Estados Unidos. Khan se negó a prohibir el globo.

Creo que cuando remontan globos para hacerme sentir que no soy bienvenido, no hay razones para que yo vaya a Londres”, dijo Trump en una entrevista el viernes.

Khan, un blanco frecuente de las pullas de Trump, respaldó la protesta, pero dijo que los alborotadores no tenían cabida.

Estados Unidos siempre ha estado con nosotros como faro de tolerancia, apertura y respeto. Esta protesta no es antiestadounidense, lejos de ello. La mayoría de los que marchan el viernes aman a Estados Unidos, como yo”, dijo Khan. “Pero una relación especial significa que cada uno espera que el otro se atenga a las normas más elevadas y también expresarse cuando creemos que los valores que atesoramos están siendo amenazados”.

Después de sus reuniones en las cercanías de Londres, Trump irá a jugar un partido de golf en su resort de Turnberry, Escocia.

Con ello no escapará de los manifestantes, que han convocado a protestas en torno al campo de golf, la plaza George de Glasgow y cerca del consulado estadounidense en Edimburgo.






Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*