Menú principal

Llevan a Reserva de Los Tuxtlas 80 loros Pecho Sucio y Cachete Amarillo

San Andrés Tuxtla, Ver.- Un total de 80 loros “Cachete Amarillo” y “Pecho Sucio” llegaron a la Reserva de Nanciyaga en la Biosfera de Los Tuxtla.

Los animales fueron rescatados por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, y entregados para su reintroducción al aviario de Nanciyaga.

Los cotorros Cucha o Cachetes Amarillos (Amazona autumnalis) y los pericos Pecho Sucio (Aratinga Nana Astec) son especies nativas de la selva de Los Tuxtlas.

Adaptar o reeducar a los mismos para que puedan sobrevivir por sí solos puede tomar de 6 a 8 meses explicó Jetsabel Areli Arias Montero médico veterinario zootecnista quien forma parte del equipo del proyecto de Reintroducción de la Guacamaya Roja a la zona de Los Tuxtlas.

Desde que llegaron el fin de semana, las aves han sido alimentadas con diversos frutos, incluyendo algunos silvestres que aprenderán a buscar por sí solos ya en libertad.

José Antonio Hernández Velasco, otro de los médicos a cargo de los ejemplares rescatados, explica que entre los cuidados que deben seguir en el proceso de reintroducción, está la revisión constante del plumaje.

Vigilar que no esté enfermo, que no presente daños que lo hagan vulnerables al pasar del cautiverio a la vida silvestre.

Los jóvenes especialistas, señalan que estas aves en libertad viven un promedio de 20 años.

Sin embargo hay documentados casos de loros en cautiverio de hasta 60 años.

Eso es una cadena perpetua” a la que condenas a las aves quienes las tienen como “mascotas”.

Otro error que se comete quienes deciden tener algunas especies de pájaros en cautiverio es darle de comer solo semillas de girasol, lo que acaban matándolas pues esas grasas son solo una pequeña parte de la dieta que requiere un ave.

El trinar de los ejemplares rescatadas que se encuentran en el aviario de Nanciyaga, se combina con el de las guacamayas rojas que vuelan ya en libertad y que han comenzado a reproducirse en el sitio donde hasta hace cuatro años se consideraban extinguidas en el lugar.






Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*