Menú principal

Impacta negativamente la satanización que hace el gobierno mexicano de la caña de azúcar: Jorge Carvallo

De manera negativa ha impactado el satanizar la producción de caña azúcar por parte del gobierno de la república y de algunos gobiernos de los estados, los ataques que se han venido dando por parte del gobierno, arriesgan a la agroindustria de la caña azúcar, que en México genera 500 mil empleos directos y más de 2.7 millones de empleos indirectos, en cerca de 267 municipios rurales de 15 estados de la república; podrían afectar no solamente a 50 ingenios azucareros del país, que compran más de 56 millones de toneladas anuales de caña, que se cultivan en más de 800 mil hectáreas, con más de 180 mil productores. Así lo manifestó Jorge Carvallo Delfín, Secretario de Organización de la Unión Nacional Cañera Independiente.

Es preciso señalar que el estado de Veracruz es el productor de caña más importante de nuestra nación. Lo que se ha venido consumiéndose a la alza, tiene que ver con el jarabe de maíz de alta fructosa y otros edulcorantes totalmente artificiales y sintéticos, que, si bien hay que decir, han sido sancionados, vetados, en la unión americana y otras regiones de Europa; los cuales desafortunadamente por ser más económicos, algunos industriales refresqueros, dulceros, y de otros tipo de industrias que tiene que ver con edulcorantes, utilizan el jarabe de maíz importado que se compra en Estados Unidos, y que en ese país no consumen por ser altamente dañinos a la salud pública.

“Quiero manifestar, no solamente mi preocupación de la política pública que está llevando a cabo el gobierno mexicano, sino también algunos gobiernos a nivel estatal, por censurar la caña de azúcar. La caña de azúcar es uno de los sistemas más completos, que no solamente reúne al productor, sino que reúne al industrial, reúne al comerciante, y genera todo una cadena de valor. La caña de azúcar no solamente representa la posibilidad de generar en edulcorante como el azúcar natural, sino también ciertos valores que nos permiten generar combustible y que desafortunadamente en nuestra nación, no existe en este momento una política pública que le dé a los cientos de miles de productores cañeros, incluyendo los veracruzanos, opciones para generar una agroindustria que genere etanol para combustible.” Señaló Carvallo Delfín.

Se tiene conocimiento con base a los números, que cerca de más del 90 por ciento del etanol que se produce para el uso de combustibles viene de importaciones, cuando en este sector podrían los campesinos e industriales proporcionar este porcentaje, que no solamente generaría riqueza a todas las regiones de los 15 de que estados de la república que encabeza Veracruz, sino también el no satanizar el azúcar.

Hoy con la pandemia, en una enorme crisis sanitaria, tenemos una enorme crisis económica; uno de los errores que se puede cometer en el sistema primario, en el Campo el gobierno mexicano, tiene que ver con satanizar la caña de azúcar, que hoy genera muchos empleos y que no es culpable de la obesidad, ni de la diabetes, que hoy por hoy que es uno de los problemas que en la pandemia ha sido uno de los elementos más complicados junto con la hipertensión.

La cultura mexicana ha generado que el mexicano consuma gran cantidad de carbohidratos y que no necesariamente tiene que ver con la caña de azúcar.
Cabe mencionar que en la última década ha caído del consumo, estamos hablando que ha caído un 36 por ciento en los últimos 25 años en México.

“Este ingrediente de la caña de azúcar no puede ser la causa del aumento de obesidad y diabetes, ni de enfermedades similares; tiene que ver con la cultura gastronómica que tenemos, y con la falta de política pública para llevar a cabo una dieta balanceada nutrimental, que llegue a todos los rincones de nuestra nación y hoy el gobierno está satanizando al sector más importante de nuestro país.” Finalizó Carvallo Delfín.






comentarios cerrados