Menú principal

Financiamiento de campañas, veneno sin antídoto

Hace años, abanderando la lucha contra el maltrato animal, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), propuso una ley que prohibiera a los circos exhibir animales. Cuando se aprobó la iniciativa, los verdes y sus aliados celebraron como si con ella se salvaran del sufrimiento a cientos de animales exóticos y especies silvestres que habían vivido domesticados toda su vida, haciendo espectáculo en las carpas circenses. La realidad los golpeó más pronto que tarde, en semanas, apenas y se podían rescatar a famélicos leones, desnutridos elefantes, raquíticos camellos, tigres, focas, ponys y hasta avestruces. Hicieron la ley pero jamás contemplaron que pasaría con los animales.

Hoy en Veracruz, un grupúsculo de novatos de la política, sin oficio en los menesteres legislativos, de esos que ganaron sólo por el impulso lopezobradorista, celebran la propuesta de una iniciativa que retira a los partidos políticos el financiamiento con recursos públicos. Aplaudiría esta iniciativa si al menos hicieran públicos los mecanismos a seguir y los candados que deberán existir para evitar que este financiamiento comprometa a los candidatos ganadores de las próximas contiendas sin recurso público. Si los recursos serán privados, imaginen los intereses propiamente privados que habrá detrás, la fachada perfecta que será una campaña para blanquear cuentas bancarias, y cuánto dinero de dudosa procedencia habrá respaldando campañas.
Finalmente todo parece indicar que los nuevos esquemas de financiamiento de campaña política son un veneno sin antídoto.






comentarios cerrados