Menú principal

Ex funcionario de SEDECOP es copropietario de Coyame

> Aunque no hay delito por haber renunciado a su cargo un mes antes de conformar la sociedad con otros dos empresarios, existe conflicto de interés por sus nexos con la 4T.
> Leopoldo Sánchez Cruz, fungió como director general de la Agencia Estatal de Energía, Órgano de Gobierno adscrito a la Sedecop.

Informantes en Red

Catemaco, Ver.- Pese a las políticas de cero tolerancia a la corrupción y el tráfico de influencias propuesto por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y presuntamente replicado por Cuitláhuac García Jiménez en el Gobierno del Estado de Veracruz, el periodista Rodrigo Barranco Déctor, corresponsal de La Silla Rota y E-Consulta Veracruz, ha dejado expuesto un posible conflicto de interés en la conformación de la empresa “Aguas Minerales de Los Tuxtlas”, responsable de la reapertura dela embotelladora Coyame y el relanzamiento de los productos de esta marca.

El reportero explica que con base en documentos en su poder, se comprueba la participación del exalcalde de Platón Sánchez y exdiputado del PRI, Leopoldo Sánchez Cruz, como uno de los tres propietarios de la empresa “Aguas Minerales de Los Tuxtlas”, sociedad que administra la planta de refrescos “Waterloo”, marca con la que regresó al mercado la marca de agua mineral Coyame, en el municipio de Catemaco, Veracruz.

Manteniendo un bajo perfil, el priista no ha salido a la palestra con el relanzamiento de Coyame, lo cual se ha hecho patente desde que no acudió a la inauguración de la planta, el pasado 15 de diciembre del 2019, evento en el que estuvo el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, y que tuvo amplia cobertura mediática y en redes sociales, como parte de la estrategia de medios de la Cuarta Transformación, promocionando acciones de impulso empresarial.

Pese a no incurrir directamente en ningún ilícito tipificado, Leopoldo Sánchez Cruz trabajó, hasta julio del 2019, como director general de la Agencia Estatal de Energía, Órgano de Gobierno que preside la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (Sedecop), dependencia encargada de tramitar la apertura de nuevas empresas en la entidad, con lo cual se genera conflicto de intereses al existir nexos en la estructura de este organismo gubernamental, para favorecer la reapertura de la embotelladora Coyame.

El corresponsal de La Silla Rota, cita en su reporte que “Según la Carta Constitutiva de la embotelladora, con número de registro, 2019002157860049, en poder de este reportero, Sánchez conformó la sociedad el 14 de agosto del 2019, es decir, un mes después de dejar su encargo en el gobierno estatal.”

El priista mantiene cercanía con el entonces titular de la Sedecop, Ernesto Pérez Astorga, quien pudo haber facilitado su proyecto en Coyame. Pérez Astorga es actualmente Senador y desde su posición cuando laboró en Sedecop, contaba con información privilegiada dentro del gobierno estatal para la tramitación de nuevas compañías en la entidad, mientras que a su vez, era el jefe inmediato del ahora dueño de Coyame.

El director general de la refresquera y quien hasta ahora había dado la cara como propietario principal, Rubén Darío Carrasco Mora, ha declarado en diversas ocasiones que la apertura la lograron gracias a las gestiones del presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura Local (JUCOPO), Javier Gómez Cazarín y del mismo gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, no obstante, ante la información expuesta en el artículo publicado en La Silla Rota y E-Consulta Veracruz, lo anterior queda en entredicho.

Durante la ceremonia de inauguración, del 15 de diciembre, las trasmisiones en vivo del evento en diversas páginas de noticias locales, dan testimonio de que el actual gobierno estatal fue el artífice de la simplificación de los trámites burocráticos, no obstante, nunca se menciona que uno de sus socios era hasta hace pocos días era uno de los principales funcionarios de Sedecop.
Carrasco Mora es virtualmente el accionista mayoritario con un 40 por ciento de las acciones, el otro 30 por ciento es de su suegro, Ernesto Sesma del Arenal y el otro 30 restante, de Leopoldo Sánchez Cruz.

A Sánchez Cruz se le recuerda también como como operador de las pasadas campañas del excandidato a la gubernatura del PRI, Héctor Yunes Landa, hoy, diputado federal por el mismo partido.
Aunque iniciaron operaciones en septiembre del año pasado, fue hasta mediados de enero de 2020 cuando el agua mineral “Waterloo Coyame” comenzó a distribuirse para su venta al público, y en pocas semanas ya han ido integrando más productos de su catálogo pero aún no sale el segundo producto más esperado de la casa Coyame, su refresco denominado “manzanita”, y su línea de sabores.






comentarios cerrados