Menú principal

El Papa pide que la Cuaresma sea un ‘viaje de regreso a Dios’

El papa Francisco encabeza la ceremonia del Miércoles de Ceniza en el Vaticano y pide a los fieles que la Cuaresma sirva como un ‘viaje de regreso a Dios’

CIUDAD DEL VATICANO.

El papa Francisco presidió la ceremonia del Miércoles de Ceniza en el Vaticano, que marcó el inicio de la temporada de Cuaresma de la Iglesia católica en la Basílica de San Pedro.

Antes de la pandemia de coronavirus, la ceremonia solía ver a los sacerdotesrociando cenizas y marcando una cruz en la frente de los fieles.

Este año, el clero solo pudo esparcir cenizas en la parte posterior de la cabeza y mantener los cubrebocas, para respetar las medidas de seguridad.

“Las cenizas en nuestra cabeza nos recuerdan que somos polvo y al polvo volveremos. Sobre este polvo nuestro, Dios sopló su espíritu de vida. Así que ya no deberíamos vivir nuestras vidas persiguiendo polvo, persiguiendo cosas que están aquí hoy y mañana se van”, declaró el pontífice durante la ceremonia.

Francisco, que normalmente marca el inicio de la temporada penitencial con una procesión al aire libre entre dos iglesias antiguas en Roma, limitó la ceremonia a una misa para unas 120 personas en la Basílica de San Pedro.

El Papa, que fue el único que no usó cubrebocas durante el acto, recibió las cenizas del cardenal Angelo Comastri.

En su sermón, el Papa dijo que la Cuaresma debería ser una oportunidad para dejar atrás “la falsa seguridad del dinero y las comodidades (…) que persiguen cosas que están aquí hoy y mañana se van” y regresar a Dios.

“La Cuaresma es un descenso humilde tanto hacia adentro como hacia los demás. Se trata de darnos cuenta de que la salvación es no un ascenso a la gloria, sino un descenso por amor. Se trata de hacerse pequeño. En este camino para no perder la orientación, estemos ante la cruz de Jesús: el trono silencioso de Dios” dijo.

Durante la Cuaresma, que finaliza con la Pascua, los cristianos están llamados a ayunar, practicar más buenas obras, dar limosna, estar cerca de los necesitados y los que sufren y renunciar a algo, como los dulces.

El mes pasado, el Vaticano emitió pautas para el Miércoles de Ceniza en la era del covid-19.

Excplicó que los sacerdotes deberían esparcir cenizas en la cabeza en lugar de frotarlas en la frente y recitar con mascarilla el tradicional “Recuerda que eres polvo y al polvo volverás” por única vez ante todos y no para cada congregante.

El Vaticano lanzó su programa de vacunación el 13 de enero, administrando la vacuna Pfizer.

La Ciudad del Vaticano ha tenido 27 casos confirmados de coronavirus, incluido un grupo entre la Guardia Suiza el otoño pasado.

Italia tiene el segundo mayor número de muertos conocido de Europa, con 94 mil 171 víctimas hasta el miércoles.

Foto:Archivo






comentarios cerrados