Menú principal

“El Embrujo” Por: Juan Carlos Nevarez Rojas

Juan Carlos Nevarez Rojas

La reforma no es solo el recorte al 50 por ciento de presupuesto a partidos políticos.
¿Que esconde la reforma político-electoral de Veracruz?
¿Qué no nos quieren decir ni el Gobernador ni Diputados Locales?

Este jueves 11 de junio en Veracruz acapararon los titulares de los medios oficialistas dos noticias, la primera de ellas fue el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Veracruz (JUCOPO) el Diputado Local por San Andrés Tuxtla, Juan Javier Gómez Cazarin afirmando haber rebasado el cincuenta por ciento de aprobación de los municipios para la reforma político-electoral en Veracruz, donde un total de 107 municipios, hasta ese momento habían dado ya su visto bueno a la reforma con lo que aseguró se recortará al 50 por ciento el financiamiento con dinero publico a partidos políticos.

La segunda fue un acto de vanagloria del Gobernador de Veracruz Cuitláhuac García quien afirmó ser el gobernador más honesto de México, al menos dando a conocer una encuesta en la cual cuenta con el 51 por ciento de la aprobación, siguiéndole dos panistas, el de Guanajuato y el de Tamaulipas con 48 y 43 por ciento respectivamente, lo que nos lleva a la pregunta, si es tan honesto y la gente lo quiere tanto ¿Por qué necesito de una reforma para blindarse?

Vamos por partes.

Volviendo al primer punto efectivamente la reforma político-electoral a la que se refiere Gómez Cazarin contempla la reducción al 50 por ciento del presupuesto proveniente del financiamiento público a partidos políticos, en la que no podríamos estar más de acuerdo, es más, por mí, que les quitaran todo, ya es tiempo que los parásitos que han utilizado como trampolines a sus partidos mantengan mediante cuotas el funcionamiento de dichas instituciones, pero esa es otra historia, hasta ahí todo bien.

Sin embargo, dentro de dicha reforma hay otros puntos que ni el Diputado Local ni los demás Diputados que la aprobaron han querido aclarar, por cierto, en una publicación se comprometió a exponer los demás puntos que también contempla esta reforma, ojalá así sea por el bien de la democracia, pues hasta ahora han hecho mutis.

Los otros puntos a grandes rasgos son, la eliminación de Consejos Municipales del Organismo Público Local Electoral (OPLE), asegurando que con los 30 Consejos Distritales bastará, lo cual como ex funcionario de mesa local y distrital de OPLE lo digo, sería una verdadera aberración, ya que apenas se dan abasto siendo 212 consejos y más en una elección concurrente, los fraudes y “mano negras” estarán a la orden del día, imagínese si aun teniendo los consejos en las cabeceras municipales se dan actos de corrupción y discrepancia, piense en que con esta reforma tan solo municipios como Isla, Rodríguez Clara o Azueta tendrán que trasladar sus paquetes hasta Santiago Tuxtla para realizar ahí el conteo municipal y dicho consejo se aventará 10 conteos municipales y el de Diputado Local de pilón, Dios me libre, si a duras penas pueden con uno, por eso hay quien asegura que la propuesta de desaparecer Juntas Locales del OPLE es plan con maña.

Otros aspectos son el emparejamiento de elecciones de Diputados Locales con Presidentes municipales, la reducción de los periodos de las presidencias a tres años y la aprobación de la figura de reelección, lo cual no es precisamente nuevo y este tipo de ajustes más o menos se han venido realizando a lo largo de la historia democrática del Estado, como sea.
Pero hay un punto que realmente llama mucho la atención y que los promotores de “la reforma” se tienen bien calladito y se trata de la eliminación de la figura de revocación de mandato, situación que no solo beneficia de manera Directa al Gobernador de Veracruz Cuitláhuac García, ya que con ello se blinda las espaldas para terminar su periodo de seis años, sino que además se contradice brutalmente ya que la revocación de mandato fue una de sus propuestas de campaña y existen múltiples entrevistas que usted puede consultar en redes sociales donde afirma estar a favor de la revocación y asegura que será un derecho de los veracruzanos, pero además dicha acción es anticonstitucional y se opone incluso a la filosofía y principios del Presidente de la republica Andrés Manuel López Obrador.

Con esto queda clara una cosa, la reducción a las prerrogativas de los partidos políticos es mera faramalla, la esencia, el fondo, el fin último de la reforma es dejar blindado a Cuitláhuac García, el cual dicho sea de paso es un ser sin importancia comparado con el Presidente de la republica pero este a diferencia del mandatario federal se niega a someterse a una consulta popular para saber si se va o se queda, ¿Pues no que es el Gobernador más honesto de México y que los veracruzanos lo quieren?, si lo quieren tanto… que se someta a la consulta y ya ¿A que le tiene miedo?

Sus salidas y argumentos son tan irrisorios como el mismo, en cuestionamientos previos aseguró que someterse a una consulta genera gastos y como vivimos en el tiempo de la austeridad republicana no nos podemos dar ese lujo, entre muchas otras aberraciones declaradas por el cuic.

Ojalá que en tribunales les tumben este intento de reforma y de paso el Presidente Andrés Manuel López Obrador les jale las orejas ya que es más que obvio que los pillos pretenden darse cama entre ellos y con la bandera de honestidad y austeridad que AMLO propone, se escudan para hacer sus marrullerías y triquiñuelas, que el Presidente de la JUCOPO explique el resto de los puntos que consta la reforma así como ensalza la reducción de prerrogativas a los partidos políticos como si fuera lo único, también la eliminación de revocación de mandato y Consejos Municipales del OPLE entre muchas otras bellezas.






comentarios cerrados