Menú principal

Australianos son evacuados de urgencia ante regeneración de incendios

Las autoridades australianas urgieron a la población a abandonar sus hogares en las zonas de peligroamenazadas por los incendios forestales que han devastado el sudeste de Australia desde septiembre pasado.

 

De acuerdo con las autoridades locales, las condiciones cálidas y ventosas amenazaban con regenerar enormes incendios forestales.

 

Las autoridades del estado de Victoria, en el sureste del país, extendieron por 48 horas el estado de desastre declarado a causa de los incendios forestales y llamaron a la población a evacuar las zonas de peligro antes de que la situación se complique de nuevo en los próximos días.

 

“Es difícil predecir lo complicado que serán los próximos días, pero con tantos incendios en el terreno, con un frente de fuego tan extenso, calor y fuertes vientos, hay muchas razones para pensar que tendremos más fuego hoy, mañana y potencialmente el fin de semana”, dijo el jefe de gobierno de Victoria, Daniel Andrews.

 

La medida, que da más poderes a las autoridades para tomar posesión de propiedades privadas y ordenar evacuaciones, fue adoptada ante la previsión de un aumento de las temperaturas hasta los 40 grados y fuertes vientos que podría agravar los incendios activos.

 

El servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur advirtió que los vientos del noroeste podrían provocar incendios nuevamente hacia la costa.

 

La primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, anunció que el gobierno está comprometiendo mil millones de dólares para la recuperación de comunidades devastadas por los incendios forestales.

 

“El gobierno de Nueva Gales del Sur se centrará en la reconstrucción de la infraestructura que ha sido dañada, destruida o necesita mejoras”, dijo Berejiklian, citada por la cadena Sky News.

 

La crisis de incendios forestales “catastróficos” en el sudeste de Australia que estalló desde septiembre, ha dejado un balance de al menos 26 personas muertas, veinte de ellas en Nueva Gales del Sur, destruido más de dos mil hogares y cubierto de humo a las grandes ciudades.

 

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, planteó la posibilidad de crear una comisión real de incendios forestales, según destacó Sky News.






comentarios cerrados